martes, 1 de enero de 2008

ENEERO 2008. INICIO. En una empobrecida vivienda de Madrid, en una azotea sucia y vieja, fornican lascivamente Ángel y Chalo, siendo Ángel el amante pasivo que destila dulzura y agresividad en la cama. Tras terminar sus actos de pasión, Ángel se da cuenta de que es tarde y se apresura para ir a cenar con su madre, a su vivienda. Chalo le pregunta cuándo dejará de hacerse el buen hijo y Ángel asegura que jamás, mientras hacerse el bueno le sirva para llevar a cabo sus planes y conseguir absolutamente todo lo que se propone. Ángel le da un último chupetón de polla a Chalo, su amante centroamericano, y sale disparado, corriendo velozmente hacia su vivienda, en el mismo multifamiliar.

En su sencillo comedor, Rosa se atormenta por su pobreza y deudas y pide a la virgen que ayude demasiado a su hijo Ángel, el cuál es muy bueno y desea superarse. Es por ello que ella hace un esfuerzo muy grande para pagarle media beca en la universidad, a pesar de las quejas de Carlos, su hijo mayor, el cuál trabaja como stripper en un centro nocturno. Ángel llega a casa y besa amorosamente a su madre, a quien le asegura que ha estado haciendo mucha tarea con Arancha, su mejor amiga.

En una inmensa mansión, Aranza Santibáñez cena con su padre, Ricardo, a quien le asegura que en Ángel ha encontrado al amigo más dulce que cualquier chica pudiera tener. Ricardo se alegra por Arancha, quién a pesar de ser popular entre la gente de sociedad es reservada, aislada y bastante tímida. Arancha solamente sueña con el regreso de Fernando, su novio, quien hace un doctorado en Harvard. Piedad, madre de Ricardo y abuela de Aranza, abraza a su nieta y le asegura que Fernando es el mejor partido que pudo haber encontrado pues aunque es huérfano, pertenece a una de las mejores familias del país y es un muchacho bueno y noble.

En una calle oscura, Ángel habla con Mario, a quien le presume asistir a una universidad de paga, al contrario de otros muertos de hambre, insultando a Mario sin que éste se percate. Mario se toma un momento para hablarle a Ángel de sus sentimientos pues está enamorado de él. Ángel le da un beso asegurándole que siempre serán novios, pues ni los tiempos, las tempestades ni nada que pueda afectarlos los separará. Mario se siente dichoso pues en verdad está profundamente enamorado de Ángel y trabaja como enfermero nocturno para así ayudarse a pagar sus estudios de medicina. A pesar de ello le da a Ángel su sueldo, pues Ángel le ha prometido guardárselo para hacer un ahorro, así cuando termine sus carrera se casarán.

Chalo se besa con Anita, una candente centroamericana en busca de sus sueños. Ambos son amantes desde que Anita llegó a vivir con los Pérez, la familia de Chalo, quienes la han acogido muy bien. Anita expresa sus sentimientos hacia Ángel, al cuál le tiene mala fe por ser exageradamente bueno. Chalo solo sonríe y asegura que en verdad Ángel es más bueno de lo que cualquiera se imagina, recordando las felaciones que su amante le hace en cada encuentro que tienen.

Rosa habla con Lupe, la madre de Chalo, a quien le cuenta sobre lo buen hijo que es Ángel. Lupe sin en cambio solo se queja de lo desobligado que es su hijo y confiesa el anhelo que tiene de volver a Centroamérica a reencontrarse con los suyos mas reitera estar agradecida con Rosa, quien los ha ayudado desde que llegaron llenos de sueños, hace muchos años, cuando Chalo y Ángel aún eran unos niños y Rosa había enviudado. Ambas recuerdan lo duras que han sido sus vidas y lo fuertes que han tenido que ser siempre.

Arancha habla por teléfono con Fernando, quien le promete que dentro de muy poco la sorprenderá con su regreso y le promete que esta vez desea que se comprometan pues él desea casarse con ella para hacerla feliz. Al colgar el teléfono, Fernando siente una terrible angustia pues existe en su vida un secreto que no puede confesarle a Arancha, quien, por su parte, le cuenta a Piedad cuánto ama a Fernando, a quien desea que Ángel conozca. Piedad aprovecha para decirle a Arancha que Ángel no es de su condición social y que, en poco tiempo que tiene de ser su amigo y visitar su casa, se ha dado cuenta de que él esconde algo que quizás no es bueno. Arancha cree que su nana se refiere a la homosexualidad de Ángel, por lo que no hace caso de sus palabras.

Bobby llega a casa casi al amanecer, cuando Ángel se prepara el desayuno antes de irse a la universidad. Le ofrece un poco y Bobby se mofa de él asegurándole que no le cree que sea una blanca paloma pero Ángel finge no escuchar y sale de casa para encontrarse en la calle con Mario, quien lo aguarda en su automóvil para llevarlo a la Universidad, donde se despiden con un fuerte beso de amor para que entonces Ángel se encuentre con Arancha, quien le cuenta sobre los planes de Fernando. Ángel felicita a su amiga y en cambio se queja de la pobreza de Mario, asegurando desear tener un novio millonario, como ella.

Rosa discute con Bobby, al que suplica que deje el trabajo nocturno y busque otro. Bobby  asegura que a él no le gusta trabajar en otra cosa ni estudiar. Rosa pone de ejemplo a Ángel, a quien Bobby acusa de maricón y falso, argumentando que no es una blanca paloma. Rosa lamenta que Bobby tenga a Ángel en un mal concepto pero Bobby asegura que detrás de la bondad y dulzura de su hermano seguramente se oculta un ser retorcido.

Mario le cuenta a Chalo cuánto ama a Ángel. Chalo se ríe de su amigo y le asegura que, aunque sea gay, él lo acepta tal cual pues no tiene problemas con los homosexuales. Mario no sospecha que Chalo es el fornicador oficial de su amado Ángel.

Ángel visita la mansión de Arancha y ella le muestra una fotografía de Fernando. De inmediato Ángel se siente atraído hacia el hombre de esa fotografía y se dice para sí mismo cuánto odia a Arancha por poseer todo lo que él siempre ha soñado...¡y hasta lo que no!

Anita habla con Mario, quien le cuenta cuanto ama a Ángel. Anita no hace más que expresarse mal de Ángel asegurando que es un muchacho engreído y vanidoso que se siente más de lo que es. Mario lo defiende argumentando que Angel es bueno y que su vanidad es solo su deseo por ser alguien en la vida.

Piedad habla con Josefina, el ama de llaves, a quien le confiesa que Ángel no es de su agrado y que hay algo en él que ella no soporta. Josefina le cuenta a la mujer que Ángel influye demasiado en las decisiones de Aranza y que es frívolo y engreído a pesar de no tener dinero. Piedad cree que deben hacer algo para lograr que Ángel deje de ser amigo de Aranza, a como de lugar.

Bobby hace el amor con una mujer que podría ser su madre. La mujer, de nombre Elena, asegura gozar de las caricias que el stripper le ofrece y querer seguir viéndolo. Bobby confiesa estar cansado de tener que huir cuando el esposo de Elena está a punto de llegar mas Elena le promete que pronto tendrán un lugar para los dos y que podrán pasar más tiempo juntos. Bobby se viste y se alista para marcharse. Elena le da una fuerte suma de dinero y le promete llamarlo pronto.

Aranza prepara una fiesta para la llegada de Fernando. Ángel lamenta no tener ropas presentables para tal ocasión y Aranza lo lleva de shopping, comprándole todo cuanto necesita hasta que éste logra hacerse de un nuevo guarda ropa. No deja de sentir envidia por la suerte de Aranza, a quien en silencio promete que no se casará con Fernando, pues no puede tenerlo todo en la vida.

Chalo holgazanea en casa y Lupe le pide que haga algo en vez de ser en vago pero Chalo no desea trabajar. Pronto llega Bobby, quien necesita un suplente. Le pide a Chalo que él lo supla en el antro en el que trabaja, bailando. Chalo se niega pero Bobby logra convencerlo.

En el hospital en el que trabaja, Mario se entera de que muy pronto un nuevo director llegará al hospital, desde Estados Unidos y que él deberá ser como su brazo derecho. Mario se siente feliz pues le han subido de puesto y ahorrará más dinero para casarse con Ángel.

Aranza llega a casa feliz, presumiendo a Josefina cuánto se compró. Al ver a Ángel con bolsas en la mano, Josefina asegura que Aranza ha comprado demasiado. Ángel refunfuña asegurando que lo que lleva en sus manos es de él.

Piedad interrumpe tras escuchar eso y expresa que su nieta siempre ha tenido alma caritativa con los más necesitados, haciendo sentir mal a Ángel, quien se traga su coraje pues no le conviene descubrir su verdadera identidad. Más tarde aconseja a Aranza para que hable con Ricardo y refundan a Piedad en un asilo de ancianos.

Bobby y Chalo llegan al lugar en el que Bobby baila. Chalo se sorprende al ver a tantos hombres y se sorprende aún mas al darse cuenta de que el lugar es un bar gay! ¡Se niega a bailar desnudo! Bobby le suplica que no se arrepienta pues él tiene algo muy importante qué hacer. Chalo no sabe como reaccionar pero Bobby lo deja allí y se marcha para encontrarse con Elena en un hotel, donde ambos hacen el amor ardientemente mientras Chalo, nervioso, debuta como stripper teniendo un gran éxito.

En casa, Ángel cena con su madre y le asegura que muy pronto será rico y dejará de vivir en un multifamiliar asqueroso como en el que viven. Rosa se sorprende al escuchar a su hijo hablar así. Ángel insiste y confiesa estar harto de la miseria y sediento de lujos, de poder, de todo lo que Aranza, su tonta amiga, tiene. Banca le pide que no se exprese así de su mejor amiga mas Ángel insiste en que Aranza es una tonta que no merece lo que tiene. Rosa asegura a su hijo tenerle miedo cuando habla así.

De madrugada, casi al amanecer, Chalo regresa a casa tras bailar y es sorprendido por Ángel, quien lo lleva a la azotea y le pide un chino. Ambos fuman y Ángel le toma de la bragueta y le saca la polla, la cuál le chupa con impudoroso encanto. Chalo termina en la boca de su amante, a quien le jura ser el mejor en lo que hace. Ángel le pregunta si sería capaz de todo por él y Chalo le dice que si, pero que Mario es el novio oficial, el que lo ama. Ángel asegura que él jamás se casará con Mario y que tampoco le devolverá nunca el dinero que le ahorra y que, por si fuera poco, desea que Chalo se encargue de desaparecer a alguien. Chalo jura ser de todo, menos asesino. Ángel lo abofetea y le llama cobarde. Chalo le contesta que si él, Ángel, es muy valiente, entonces el asesine a quien desea desaparecer.

DIAS DESPUÉS: Por fin Fernando regresa de Harvard y se encuentra en el aeropuerto con Aranza, quien va acompañada de Ángel, el cuál no deja de observar a Fernando detenidamente. Los tres comen juntos y Fernando, al quedarse a solas con Arancha, le dice que Fernando no es hombre para ella y que no se casarán. Aranza se sorprende por el comentario de Ángel, quien le asegura que Fernando no es como ella piensa. Aranza entonces se siente incomoda con su amigo y le pide que no se meta en su relación. Ángel se hace el digno y se retira, encontrándose en la calle de su barrio con Chalo, quien lo jala a un lugar solitario y le asegura extrañar sus caricias. Ángel demuestra no estar de humor y le pide a Chalo que no le moleste.

Piedad le pide a Ricardo que le prohíba a Aranza la amistad con Ángel mas Ricardo cree que su madre y Josefina son aves de mal agüero y que solamente tienen mala fe a Ángel, a quien él considera un muchacho bueno, noble, que solo desea superarse, cosa que él admira.

Ángel está furioso pero cree que disgustarse con Aranza no será bueno pues él perdería demasiado por lo que la llama a su móvil para disculparse por lo sucedido en el aeropuerto. Aranza le disculpa y le pide que asista en la noche a la cena que ha organizado para Fernando.

Fernando lleva a Aranza a conocer a sus tíos, Franco y Elena, quienes reciben a Aranza con mucho cariño, encantados de volver a verla. Los cuatro se retiran a la mansión Santibáñez, donde se dará una recepción a Fernando. Al llegar los cuatro, se encuentran con la familia Santibáñez. Ángel llega, deslumbrante, radiante, sorprendiendo a todos por la belleza que desborda. Aranza lo abraza y le asegura estar feliz de que él esté allí mientras piedad asegura a Josefina que se ha apestado el caldo con la presencia de ese muchacho, a quien Mario ha llevado en su modesto auto y quien lo aguarda afuera acompañado de Bobby, pues Ángel les ha negado la oportunidad de acompañarlo ya que lo avergüenzan. Durante la recepción Piedad le pregunta a Ángel en donde vive y a qué se dedican sus padres. Ángel tartamudea mas contesta no contar con recursos económicos como los de los Santibáñez. Piedad entonces pregunta la marca del atuendo que porta y cuando Ángel la dice, ésta le pregunta como es que alguien de tan bajos recursos puede comprarse semejantes atuendos, pues con el precio de lo que porta bien puede pagar la universidad a la que asiste. Ángel se siente acorralado por lo que decide retirarse de la mesa. Aranza sale tras él y en el jardín le pide que no se marche. Fernando sale tras su amada y le pide que regrese a la mesa ya que él hablará con Ángel. Así se hace y Fernando le pide a Ángel que no se incomode por el acoso de Piedad y que vuelva a la mesa. Ángel llora y asegura ser bueno y querer superarse, asegura que no es justo que la abuela de su amiga lo acorrale y lo haga sentir como una basura por el simple hecho de no ser de su clase. Fernando abraza a Ángel y le asegura que todo va a salir bien. Ángel aprovecha la ocasión para besar a Fernando quIen ¡le corresponde!

Al reaccionar, Fernando asegura que lo que ha sucedido es una estupidez y le pide a Ángel que se marche pues tal vez eso sería lo mejor. Fernando se marcha y Ángel sonríe perversamente asegurando que Fernando ha mordido el anzuelo y que sus sospechas son ciertas: Es bisexual, y se lo quitará a Aranza para asegurar su futuro, así tenga que pasar por encima de quien sea.

Mario habla con Chalo de lo que siente por Ángel y es escuchado por Rosa, quien cree que Mario es un pervertido. Le exige que se aleje de su hijo y Chalo le asegura a la mujer que él mismo se encargará de que Mario no se acerque a Ángel.

Bobby se encuentra con Elena y ambos se besan. Son descubiertos por Ángel, quien sonríe malévolamente y cree que Elena le servirá demasiado para sus planes.

Fernando se siente confundido al estar con Aranza y no deja de pensar en el beso que él y Ángel se dieron por lo que va en busca de Ángel, a su vecindad y le pide que hablen. Fernando lo vuelve a besar y ambos van a dar a un hotel, donde fornican. Ángel le pide a Fernando que no se case con Aranza.

Lupe y Anita caminan por la calle y repentinamente una bomba estalla. Ambas pierden la vida llenando a Chalo de dolor. Al entierro acude Ángel, quien le asegura a Chalo que él siempre lo ayudará y mucho más cuando se case con Fernando.

Josefina y Piedad hablan de Ángel y creen que el muchacho en verdad no es bueno por lo que Piedad decide investigarlo, sin que Aranza lo sepa.

Franco y Elena creen que Aranza es lo mejor que puede haber para Fernando, a quien desean lo mejor en su futuro matrimonio. Fernando les confiesa no estar seguro de quererse casar todavía.

Mario busca a Ángel, al que le dice que su nuevo jefe se llama Fernando Santibáñez. Ángel no lo puede creer y le pide a Mario que no lo vuelva a buscar más. Mario le suplica que no le pida eso pero Ángel lo ha decidido y Mario significaría un tropiezo en sus planes.

Fernando da por terminada su relación con Aranza, llenándola de un gran dolor. Ella solo se refugia n Ángel, a quien le cuenta todo lo que siente. Ángel goza al ver que Aranza sufre y le desea que sufra aún más.

Rosa le propone a Chalo que viva en su casa pues puede ayudarlo. Le asegura que a Ángel no le molestará que duerman en la misma habitación. Chalo acepta.

Bobby busca enfermizamente a Elena, quien le confiesa estar casada y tener que cuidarse. El la fornica y ella le vuelve a dar dinero por lo que él disfruta comprándose cosas.

Fernando recoge a Ángel en la universidad y son vistos por alguien que se lo dice a Aranza, quien llama a Ángel para preguntarle si es verdad. Ángel le dice que sí y le promete que convencerá a Fernando para que vuelva con ella. Al colgar, Ángel besa a su amado.

Aranza sufre demasiado por el desprecio de Fernando a escasos días de la boda. Le cuenta a Piedad lo que Ángel le ha prometido y Piedad cree que quizás Ángel tiene que ver detrás de todo.

Chalo ve llegar a Ángel en el deportivo de Fernando. Al entrar a casa le cuenta que dormirán juntos y de inmediato se le desnuda. Ángel lo rechaza y le dice que nunca más volverán a hacer lo que hacían. Chalo insiste y ante el rechazo del frágil Ángel, se lo hace por la fuerza y lo golpea, asegurándole que siempre será suyo, cuantas veces él lo crea conveniente y que, si lo rechaza, todos se enterarán de su homosexualidad, empezando por Rosa. Al abrir la puerta para salir, Angel se encuentra con Bobby ¡Quien lo ha visto y escuchado todo! Ángel le pide que no diga nada y Chalo también y Bobby cree que Rosa debe saberlo. Ángel le jura a su hermano que si su madre se entera, también Franco, el marido de Elena se enterará de quién es el amante de su mujer.

Mario habla con Fernando, al que le dice que sufre de mal de amores. Fernando le pide que no sufra por ninguna mujer y Mario le confiesa su homosexualidad, sorprendiéndolo. Fernando le promete que pronto las cosas se aclararán y él recuperará a su hombre.

Piedad cree que lo mejor para Aranza es una fiesta, así que con autorización de Ricardo y en complicidad con Josefina organiza una fiesta de disfraces a la que acudirá lo mejor de la alta sociedad.

Ángel está muy enojado con Chalo y Rosa se da cuenta de ello por lo que le pregunta qué es lo que sucede. Ángel no dice nada pues sabe que decir la verdad le traería consecuencias. Rosa atiende la puerta, pues tocan. Es Aranza, quien invita a Ángel y a toda su familia a la fiesta de disfraces. Rosa se admira de la bondad de Aranza, despertando más el odio de Ángel hacia su amiga.

Fernando siente confusión respecto a sus sentimientos y se lo cuenta a Mario, quien le aconseja que se decida por la mujer que más ama, sin sospechar que Fernando sea bisexual. El doctor agradece a Mario su tiempo. Mario cuenta cómo ama a Ángel y Fernando le aconseja que luche por él, sin sospechar que hablan de la misma persona.

Dante Falcón es un gran magnate que ha llegado Madrid a hacer negocios. Tiene relaciones con Ricardo, quien lo invita a su casa a la fiesta de disfraces, pues desea que conozca a su familia.

Fernando se encuentra con Ángel y ambos se besan. Son descubiertos por Mario, quien reclama a Ángel no haberle dicho nada. Ángel trata a Mario con la punta del pie y eso sorprende a Fernando, quien no conocía ese rostro de Ángel.

Chalo decide entrar a trabajar como Stripper, acompañado de Bobby. Ambos dan un show espectacular y Chalo jura que Ángel pagará muy caro por su desprecio.

En la fiesta de disfraces, Ángel presenta a Rosa como su sirvienta, impactando a Aranza, quien en privado le exige que diga la verdad pues Rosa no merece una humillación así. Ángel asegura que para él es una enorme vergüenza que su madre sea la mujer que es. Piedad interrumpe asegurando que nada más podría esperarse de alguien tan despreciable como Ángel, quien escupe veneno contra la anciana, la cuál pide a Aranza que la acompañe pues desea darle una sorpresa. Ángel se impacta al ver que Fernando ha ido a la fiesta y le ha llevado un regalo a Aranza.

FEBRERO 2008. Rosa se siente extraña en la fiesta y le pide a Bobby que la lleve a casa. El le pide que aguarde un momento. Ve subir a Elena a una de las habitaciones y la sigue. Allí, ambos se entregan su amor de manera súbita.

Ángel, furioso por la actitud de Fernando, se adentra en la casa y llega hasta el despacho, donde sorprende a Ricardo y Franco hablando con Dante, a quien presentan con Ángel. Dante se sorprende por la belleza de Ángel y siente algo extraño hacia él. Ángel se da cuenta de ello y cuando se entera de que Dante es un importante magnate cree que entonces deberá sacrificar muchas cosas para conseguir absolutamente todo lo que quiere.

Aranza le pide a Fernando que vuelvan y él acepta, reanudando su compromiso de bodas, cosa que hace feliz a Piedad.

Mario se siente destrozado por el engaño de Ángel y piensa que quizás detrás de él se esconde alguien ambicioso y perverso. Habla con Chalo y éste le confiesa que desde que él y Ángel eran novios, el mismo Chalo lo fornicaba frecuentemente pues Ángel es un adicto al sexo.

Fernando le explica a Ángel que el tiene que casarse y cubrir las apariencias pero que después de todo pueden ser amantes. Ángel rechaza la oferta y le asegura a Fernando que en la cama nadie lo complacerá de la misma manera. Se marcha, y ninguno de los dos se da cuenta de que alguien los escucha.

En casa. Rosa sufre por la manera en que Ángel la trató en la fiesta. Ángel le pide perdón y le suplica que entienda que no podía presentarla como su madre. Bobby le asegura a Ángel que al avergonzarse de su familia se avergüenza de si mismo. Ángel explota y jura que dejará de ser pobre aunque para ello tenga que caer en lo más bajo. Rosa lo abofetea por lo que Ángel sale de casa, furioso y se presenta ante Mario, al que besa apasionadamente, entregándosele en cuerpo y alma después, asegurándole que lo ama. Mario le suplica que no juegue con él y Ángel,  llorando, le asegura que lo ama pero que también quiere dejar de ser pobre y que para ello hará todo lo que tenga que hacer. Mario le promete que si se casan con el tiempo él le dará todo lo que anhela pero Ángel es caprichoso y lo desea todo en ese momento, no quiere pensar a futuro. Mario le propone nuevamente que se casen y Ángel lo rechaza.

Aranza ahora si se encuentra muy feliz por su regreso con Fernando. Piedad la felicita y le asegura que será muy feliz, solo que ahora deberá alejarse de Ángel. Aranza se niega y Josefina le asegura que por su propio bien y su seguridad debe alejarse del gay, pues en el fondo quizás sea su enemigo. Piedad recuerda la situación con Rosa y considera que fue muy desagradable.

Dante Falcón no deja de pensar en Ángel y pregunta por él. Al saber donde vive solo se burla y asegura que el muchacho será una presa demasiado fácil de cazar por lo que lo busca en la universidad y le pide que suba a su auto. Dante le pregunta a Ángel si desea acompañarlo a Mallorca a hacer unos negocios. Ángel  no conoce Mallorca pero habla como si conociera toda España y acepta acompañar a Dante en el viaje. Dante le toma de la mano y se la pone en su propio pene endurecido, asegurándole al muchacho que ambos la pasarán muy bien. Dante, desinhibido, lo besa apasionadamente, casi a punto de tener sexo en la limosina, pero se detiene y le asegura a Dante que será en Mallorca donde lo pasen mejor.

Fernando pide a Mario que sean amigos y no se guarden rencor. Le cuenta que se casará con Aranza, por lo que tendrá el camino libre con Ángel, pero no es así, en el fondo Fernando desea que Ángel sea su amante pues ¡se ha enamorado de él!

Aranza pide a Ángel que la ayude a comprar su atuendo de novia para su boda con Fernando. Ángel acepta pero en el fondo jura que Aranza y Fernando jamás serán felices y de eso él se encargará. Acuden a todas las tiendas y Ángel siempre sugiere los peores vestidos, sorprendiendo a Aranza por el pésimo gusto. Aranza se decide por uno muy hermoso y Ángel insiste en que es feo. 
Aranza le asegura que no y Ángel estalla reprochándole el pedirle su opinión y no tomarla en cuenta. Aranza trata de disculparse y Ángel estalla asegurándole que está harto de ella y de sus boberías. Aranza lo abofetea y después nuevamente le pide perdón. Ángel, furioso, el desea lo peor en su matrimonio y se marcha.

Dante hace unas llamadas telefónicas y asegura que se ha tropezado con alguien muy singular que caerá redondamente en el juego. Después llama a Ángel y le dice que se irán pronto a Mallorca y que no debe preocuparse por nada, pues se irán en Jet privado y antes irán de compras, pues debe lucir muy bien ante los empresarios que conocerá.

Bobby se presenta en casa de Elena y asegura ser el nuevo jardinero por lo que Franco le abre las puertas. En verdad Bobby hace el trabajo de jardinería y cuando Franco se marcha de la casa aprovecha para sorprender a Elena, quien se encuentra bañándose. Trata de besarla y Elena le exige que se marche. Bobby no quiere y se mete a la tina con ella sin sospechar que Franco ha olvidado algo y ha regresado a casa. Está a punto de descubrirlos pero la habilidad de Bobby es mayor y huye del baño, dejando a Elena muy nerviosa. Franco le pregunta a su esposa qué le sucede y ella asegura, como pretexto, que ha visto un fantasma.

Aranza llora en casa por la actitud de Ángel y se lo cuenta todo a Piedad, quien considera que ya es tiempo de que alguien ponga a Ángel en su lugar.

En las afueras de su vecindario, Ángel se encuentra con Fernando, quien le pide que hablen. Fernando le suplica que no lo mande a volar y sean amantes, como siempre. Ángel se hace del rogar y le deja claro a Fernando que, si serán amantes, le deberá poner un departamento en una de las mejores zonas de Madrid. Fernando acepta y entonces Ángel lo besa. Son descubiertos por Rosa, quien le pregunta a Ángel qué es lo que sucede.

Ángel asegura que Mario lo ha besado por la fuerza por lo que Rosa se abalanza en contra del inocente muchacho, a quien le exige que se marche y jamás vuelva a ver a Ángel. Mario se decepciona una vez más del amor de su vida, mientras que éste. En casa, discute con Rosa, quien le prohíbe que se vea con Mario. Bobby les interrumpe y decide salir de casa par ano lidiar con los reclamos de Rosa, ante la cuál se desenmascara Ángel, asegurándole ser homosexual y sentir asco por su familia, por ser unos marginales que no sirven para nada. Rosa sufre un infarto ante su hijo, pero Ángel ni siquiera se inmuta. No llama a ninguna ambulancia. Simplemente sale de casa como si nada, como si fuese un día normal, y busca a Arancha, a quien le pide que hablen. Arancha se niega, aconsejada por Piedad, por lo que Ángel jura que Arancha se las pagará y en seguida se comunica con Fernando, con el cuál llora asegurando estar preocupado, pues su madre ha muerto.

Elena sufre por no poder amar a su marido, el cuál la ha abandonado durante muchos años y la maltrata verbal y físicamente. Considera que Bobby es un aliciente para ella, sin embargo toma la decisión de ponerle fin a su relación.

Dante admira una imagen de Ángel y se pregunta como ese chico puede ser tan guapo. Ariel, el fiel acompañante de Dante, que está secretamente enamorado de él, asegura que Ángel no es más que un pobre muerto de hambre con aires de superioridad, sin embargo lo considera perfecto para llevar a cabo sus perversos planes.

Bobby descubre a su madre muerta y de inmediato llama a una ambulancia, donde la acompaña al hospital, al cual llegan Ángel y Fernando, quien se compadece del fingido sufrimiento del malvado homosexual, el cuál finge demasiado dolor hasta que logre su cometido: Fernando le pide que no sufra más y le pida a cambio lo que quiera, pues se lo cumplirá. Ángel le pide que no se case con Aranza. Fernando trata de negarse pero ante la insistencia de Ángel lo jura y ambos se besan. Mario los descubre.

Anita informa a Chalo de lo sucedido a la madre de Ángel. Chalo se alegra de la situación asegurando que ahora si Ángel se las tendrá que ingeniar para ganarse la vida. Ambos encuentran a Mario entristecido. Mario les confiesa que Ángel ha vuelto con Fernando.

Arancha se prueba el vestido de novia al lado de piedad y es sorprendida por Fernando, quién le pide que hablen en privado. Fernando le pide que no haga un escándalo y entonces le confiesa que no se pueden casar pues él no está preparado, pues se ha enamorado de otra persona.

Chalo y Anita acuden al sepelio de Rosa, donde Chalo aprovecha para reclamarle a Ángel el seguir viéndole la cara de imbécil. Ángel le pide a Chalo que no lo atosigue más y lo deje tranquilo pero esta vez Chalo se ha obsesionado y asegura que Ángel es y será siempre suyo.

Arancha sufre demasiado por la pérdida del amor de Fernando y decide hundirse en una total depresión. Piedad trata de animarla pero es imposible. Ella y Josefina no saben qué haya sucedido pero agradecen que por fin Ángel no haya tenido que ver nada en el rompimiento.

Chalo es sorprendido en el antro en el que baila por alguien especial. Alguien que le ofrece un negocio en el que ambos saldrán beneficiados. Chalo acepta de inmediato.

Ricardo aparece ante Fernando y le exige que le de una explicación por su rompimiento con Arancha. Fernando asegura que no puede seguir amando a su hija, por lo que decidió terminar antes de que ambos sufrieran. Ricardo jura a Fernando que de cualquier manera se arrepentirá con la mujer por la que cambió a su hija. Al marcharse Ricardo, Ángel sale de una de las habitaciones y sonríe malévolamente, disfrutando del dolor que le causa a Arancha.

Tras el funeral de su madre, Bobby siente soledad por su ausencia y trata de refugiarse en los brazos de Elena pero esta lo rechaza y le asegura que lo mejor es que terminen. Bobby le suplica que no le haga eso pero Elena está decidida. Es entonces que Bobby la besa forzosamente y ella vuelve a acceder a ser suya.

Arancha se presenta ante Fernando y le suplica con llanto que no la deje, que no la abandone, pues ella está completamente enamorada de él. Fernando la vuelve a rechazar y le pide que busque por Madrid a quién la haga feliz, pero Arancha insiste, hasta que escucha un ruido y acude a buscar a quien esté con Fernando. Se lleva una enorme sorpresa al encontrar a Ángel en la regadera, desnudo, llamando con palabras cariñosas a Fernando. ¡Arancha se ah dado cuenta de que Fernando es bisexual y tiene un affaire con Ángel! con quien la muchacha forcejea a las orillas de una escalera. Fernando trata de separarlos pero en ese momento entre él y Ángel, sin quererlo, arrojan a Arancha al vacío, arrancándole la vida. La situación pone muy nervioso a Fernando, quien se siente culpable de lo que ha sucedido. Ángel, malvado, le asegura que  fue él, Fernando, quién arrojó a Arancha, por lo que lo culpa de su muerte. Fernando no hace más que llorar y Ángel le asegura que deben hacer algo de inmediato, pues podrían descubrirlos. 
Ángel aconseja a Fernando sobre lo que harán, por lo que entre ambos levantan el cuerpo de Arancha a la cuál suben a su propio automóvil, el cuál maneja Fernando, mientras Ángel los sigue en el de él. Ángel asegura que si alguien descubre algo, será Fernando quien vaya a dar a la cárcel. Llegan a una carretera y deciden arrojar el auto con el cadáver de Arancha dentro. El auto estalla y Ángel siente felicidad por haberse deshecho de su enemiga, pero Fernando siente demasiada culpa. Ángel lo besa apasionadamente y ambos fornican allí, en la carretera, cosa que hace sentir más culpable a Fernando.

Josefina recibe una llamada de la policía y se alarma. Ricardo es quién recibe la noticia de la muerte de Arancha, por lo que se lo comunica a Piedad, quien cae al suelo, perdida, ante el impacto de la noticia.

Fernando siente tanta culpa que decide que se entregará. Ángel le asegura que todo fue un accidente y será visto como tal, convenciéndolo de que lo mejor es callar.

Chalo y Bobby bailan y ambos hablan sobre el futuro de Ángel. Bobby asegura que si Ángel consigue andar con un hombre de dinero, él sacará provecho. Aparece Dante, quién lo llama y le pregunta si es hermano de Ángel. Bobby asienta con la cabeza y entonces Dante le asegura que puede ganar mucho dinero si lo ayuda. Bobby acepta.

Franco y Elena discuten nuevamente y él desea tener relaciones sexuales. Ella se resiste pero él la obliga, asegurándole que para eso es su esposa. Elena jura que un día lo abandonará.

En casa, Bobby le asegura a Ángel que, si él quisiera, podría hacerse rico de la noche a la mañana, pues muchos hombres adinerados se interesan en él, aunque también en Bobby. Ángel asegura que aprovechará su belleza para lograr absolutamente todos sus objetivos.

Arancha es enterrada y tanto Fernando como Ángel acuden al entierro. Ricardo se encarga de pedirle a Fernando que se retire y no les cause más dolor, mientras que Piedad corre descaradamente a Ángel, al que acusa de ser un mal amigo, entrometido, que siempre le deseó mal a Arancha. Ángel le jura a Piedad que ella muy pronto se tragará sus palabras pues él se encargará de ello. Piedad lo reta, asegurándole que no le tiene miedo. Ángel sale del cementerio y recuerda el momento en el que, sin darse Fernando cuenta, él decidió arrojar a Arancha hacia el vacío, con la intención de asesinarla.

Chalo vende drogas en las calles, pues es parte de su nuevo negocio y es en la calle donde se encuentra a Fernando, quién le pregunta qué es lo que vende. Chalo reconoce a Fernando y lo incita a consumir cierto tipo de drogas. Fernando accede y decide que las drogas son unas buenas aliadas cuando se quieren olvidar los problemas.

Anita le pregunta a Ángel qué hará ahora que han enterrado a su madre. Ángel le jura que se olvidará del barrio en el que creció, de la vida de pobre que siempre tuvo y que conseguirá absolutamente todo lo que desea. Son sorprendidos por Dante, quien le pide que suba a su auto. Ángel le dice al hombre que ha decidido no ir a Mallorca pero Dante lo obliga por lo que no lo deja bajar de su auto y lo lleva a su mansión, donde lo encierra asegurándole que si no va a Mallorca por las buenas, entonces irá por las malas. Ángel intenta escapar pero le es imposible, por lo que con su teléfono celular llama a Mario, al que le cuenta lo que sucede y le pide ayuda. Mario decide tomar el primer vuelo rumbo a Mallorca.

Ángel le pide a Dante que lo deje libre pues ha decidido que ama a Fernando pero Dante le muestra al muchacho todo lo que le puede dar si desiste de hacer su vida al lado de Fernando. Ángel se deslumbra al darse cuenta de que puede conseguir tan fácilmente todo lo que una vez soñó.

Fernando busca a Ángel pero no logra encontrarlo. En la vecindad se topa con Piedad, quien lo maldice por ser cómplice del asesino de Aranza. Fernando defiende a Ángel y Pilar lo abofetea asegurándole que Aranza fue una víctima de la maldad de Ángel.

Mario llega a Mallorca a la casa de Dante y entra con mentiras. Allí ve a Ángel, quien finge no conocerlo. Ángel lo besa apasionadamente y le pide que no haga nada, pues sus planes resultarán mejor de lo que esperaba. Mario se da cuenta de que Ángel nunca cambiará y decide dejarlo en Mallorca. Al regresar a Madrid se encuentra con Fernando, al que le cuenta que Ángel se ha ido a vivir con un magnate que le dará todo lo que siempre quiso. Fernando cree que Mario miente pero después comprende que le ha dicho la verdad y se siente muy desilusionado.

Anita le cuenta a Chalo que Ángel se ha ido con un hombre millonario. Chalo no lo puede creer pero considera que Ángel lo ayudará con el dinero que tendrá al lado del magnate, por lo que busca a Bobby, a quien le cuenta de sus planes. Bobby también cree que puede sacar provecho de su hermano.

Elena piensa demasiado en Bobby y Franco la nota extraña. Nuevamente la acosa y vuelve a lastimarla físicamente asegurándole que es una basura. Elena recibe la visita de Piedad, quien le pregunta que sucede. Elena trata de fingir pero Piedad no es tonta y le aconseja que deje a Franco o de lo contrario un día la matará. Elena asegura que Franco no la lastima y que si a veces tiene arranques es solo porque se siente muy presionado. Piedad cree que su amiga es una tonta.

Ángel disfruta de la mansión de Dante y es sorprendido por Fernando, quien lo toma y se lo lleva por la fuerza. Afuera de la casa son sorprendidos por Dante, quien le asegura a Fernando que si intenta llevarse a Ángel, lo matará. Ariel le apunta a Fernando en la cabeza, dispuesto a arrancarle la vida. Ángel le pide entonces a su amado que lo deje y se olvide de él para siempre.

Elena busca a Bobby en el vecindario y lo encuentra. Él se sorprende al verla golpeada. La lleva a su casa y allí le hace el amor, haciéndola disfrutar demasiado. Elena le confiesa tener miedo de volver a casa pues Franco es demasiado violento.

La sensualidad de Ariel despierta bajas pasiones de Ángel, quien, al fornicar con Dante, le pide a éste que deje que Ariel los observe. Dante acepta y Ángel, lleno de sensaciones extrañas a si mismo, fornica como una bestia, asombrando tanto a su amante como al fisgón, decidido a enloquecerlos a los dos.


Fernando habla con Mario y los dos coinciden en su deseo por encontrar a alguien que esté unido a ellos de por vida. Sin quererlo ambos se besan apasionadamente.

NUEVE MESES DESPUES: Dante está seguro de que Ángel puede enloquecer a cualquiera con sus maneras de amar pero no está dispuesto a compartirlo con nadie por lo que cree que es mejor deshacerse del muchacho, ya que las cosas se les han salido de las manos.

Ariel y Ángel se han vuelto amantes. Ángel le pide que los dos se unan y estafen a Dante, solo así pueden tener tanto dinero como desean y hacer sus vidas juntos.

Bobby acompaña a Elena a su casa y allí la ayuda a empacar. Los dos huyen juntos y ella le deja una nota a Franco, diciéndole que se ha cansado de sus abusos.

Rosy decide regresar a Latinoamérica a hacer su vida con su familia por lo que se despide de Chalo, quien lamenta la partida. Al irse la mujer, ante Chalo aparece Ángel, quien le pregunta qué han hecho todos en el vecindario. Ángel lamenta que Bobby ya no viva allí y teme a que no tenga más familia a partir de ahora. Chalo, burlonamente, le dice que hay algo que no va a poder creer: Ángel se impacta al enterarse de que Fernando y Mario están viviendo juntos.

Dante habla con Ariel, a quien le da el dinero suficiente para que se marche lejos con Ángel. Ariel se sorprende al darse cuenta de que Dante sabe todo sobre su relación con Ángel.

Fernando y Mario son muy felices. Han comenzado una vida juntos y se aman. Ambos preparan la cena y los sorprende la visita de Ángel, quien se burla de ellos y les presume la vida que lleva. Mario se enfrenta a su ex gran amor, al que confiesa arrepentirse de haberlo esperado tanto tiempo. Fernando es quien se encarga de echarlo de su casa.  Ángel se marcha y recorre chueca. Se da cuenta de que no tiene a nadie más que a Ariel y Dante. Al caminar por las calles de Madrid, es sorprendido por unos maleantes que lo apuñalan.

Ariel recibe dinero de Dante, para él y Ángel, sin embargo su ambición hace que se olvide del muchacho y toma un vuelo a Estados Unidos, donde espera hacer una nueva vida.

Chalo se entera de lo sucedido a Ángel y se lo hace saber a Mario, quien junto con Fernando acude al hospital. Encuentran a Ángel gravemente herido. Ángel por su parte busca a Ariel pero no lo encuentra por lo que llama a Dante, quien tampoco desea contestar su móvil. Ángel llora amargamente y les pide a Mario y Fernando que se marchen pues son las últimas personas a las que desea ver.

Al paso de unas semanas Mario y Fernando se casan y han comprado un piso formidable en el que comienzan a hacer un verdadero hogar.

Chalo se convierte en un gran bailarín por lo que comienza a trabajar para la televisión, donde conoce a cuanto hombre y mujer sexy a su paso y fornica con todos.

Ángel se ha recuperado. Al salir del hospital es detenido por la policía, acusado de la muerte de Aranza. Piedad lo abofetea y le asegura que terminará sus días en la cárcel. Es procesado y condenado a diez años en prisión y es precisamente en la cárcel donde conoce a Isaías, quien al darse cuenta de que es homosexual, le pide que tengan sexo. Ángel se niega y resiste por lo que Isaías lo obliga y lo viola. Más presos acuden a la celda, donde se turnan para penetrarlo, volviéndolo así la nueva puta de la prisión. Así, arruinado, solo, pobre, sin nadie en el mundo y lleno de sufrimiento, tendrá que vivir diez años de su vida, dando placer a la escoria más despreciable de la cárcel de Madrid.



Fin